PROYECTO DE INCLUSIÓN LABORAL

La experiencia de la inclusión laboral tiene múltiples beneficios tanto para el trabajador con discapacidad como para la empresa, en donde ésta última logra: mejorar el clima laboral, incorporar en su discurso los valores como el respeto, la diversidad y la aceptación; disminuir el ausentismo, incentivar la innovación y generar beneficios gracias a características especiales del trabajador en el desarrollo de algunas de sus tareas dentro de la empresa.

  • ​Desarrollar estrategias productivas que consideren las capacidades y necesidades de las PcDI, considerando las propias de la empresa, de acuerdo a la propuesta del método Empleo con Apoyo.

  • Realizar seguimiento de los procesos, mecanismos inclusivos, así como de continuidad y promoción en el puesto de trabajo, que garantice el éxito para la PcDI y el cumplimiento de la normativa legal de nuestro país (Ley N°20.422 y Ley N°21.015.

  • Realizar evaluaciones individuales, sistemáticas e informes, así como estados de avance que garanticen el cumplimiento de las metas propuestas para cada trabajador.

El proceso de inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual,

consta de varias etapas y todas ellas realizadas por un equipo de profesionales (terapeuta ocupacional y psicóloga).

 

  • Habilitar adecuadas estrategias de apoyo y accesibilidad que favorezcan la cultura inclusiva de la empresa.

  • Desarrollar estrategias de concientización para los trabajadores, que identifiquen y eliminen las barreras sociales y ocupacionales de acceso al mundo laboral de las Personas en situación de Discapacidad Intelectual.

¿CÓMO LO REALIZAMOS?

REQUISITOS

Tener discapacidad intelectual

 

Ser mayor de 18 años

Tener credencial de discapacidad o pensión de invalidez

Participar de al menos un taller de Miradas Compartidas

1.

Los postulantes deben enviar su CV

 

info@miradascompartidas.com

 

El terapeuta se contacta con el postulante y su familia para realizar una evaluación, la cual permite obtener un perfil ocupacional. 

2.

3.

Miradas Compartidas busca, según sus características,

un lugar y puesto de trabajo. Al escogerlo, se inicia la etapa de sensibilización de los trabajadores, a través de clases inclusivas. 

4.

Capacitación del grupo de personas que trabajará con el postulante, adecuando las necesidades propias del puesto laboral. Proceso coordinado y guiado por el terapeuta ocupacional.

5.

Terminado el proceso de ingreso, Miradas Compartidas mantiene visitas periódicas a la empresa para poner en práctica el método Empleo con Apoyo. Mensualmente el terapeuta efectúa un informe de evaluación.